NetXee

Ten cuidado si eres usuario de Outlook

Si tienes una cuenta de Outlook (antiguo Hotmail), ten mucho cuidado, ya que la compañía de seguridad informática Panda Security asegura que puedes sufrir un ataque de phishing que tiene por objeto robar las claves de acceso del servicio de correos electrónicos de Microsoft.

Ten cuidado si eres usuario de Outlook

El phishing o suplantación de identidad es un término informático que explica un tipo de abuso informático que se comete a través de algún tipo de ingeniería social y que tiene por objeto adquirir de manera fraudulenta información confidencial, tal como contraseñas, información bancaria o de tarjetas de crédito, entre otras.

La empresa de seguridad informática Panda Security ha alertado sobre un nuevo de ataque de phishing en el popular servicio de correos electrónicos de Microsoft, es decir, Outlook (ex Hotmail). 

Si bien Outlook posee de robustos filtros para evitar que lleguen mensajes malintencionados a nuestras cuentas de correo, estos no siempre son suficientes, y muchos correos electrónicos de estas características aparecen en nuestra bandeja de entrada.

Un claro ejemplo es el mensaje que está llegando a cientos de cuentas de Outlook en el que se indica que el servicio tiene demasiados usuarios y que, en consecuencia, va a cerrar todas las cuentas que no se utilizan. Pero la historia no termina allí, ya que luego se nos solicita nuestro nombre y apellido, número de teléfono y la ¡contraseña de la cuenta!

Más allá del riesgo de perder nuestra cuenta de correo, existe otro inconveniente mayor, ya que millones de servicios web dependen precisamente de nuestra cuenta de correo, convirtiéndose esta en una especie de llave maestra en Internet.

Se recomienda eliminar inmediatamente mensajes que aparenten ser de phishing. En este sentido, aquí podrán encontrar algunos puntos clave para reconocer más fácilmente este tipo de mensajes:

  • En el campo "De" por lo general se muestra una dirección de la compañía en cuestión.
  • El cuerpo del mensaje cuenta con imágenes y logotipos extraídos del sitio web original, pero que carecen de una calidad adecuada.
  • Suelen aparecer enlaces que llevan a sitios web que aparentan ser legítimos, pero no lo son, y que, por lo general, solicitan inmediatamente una contraseña.
  • En la mayoría de los casos existen errores de ortografía y gramática, algo muy poco frecuente para un mensaje de una fuente legítima.

Finalmente, recuerda que nunca una empresa solicitará que le envíes información confidencial a través de un correo electrónico. Si así ocurriese, ten mucho cuidado y desconfía, ya que posiblemente se trata de una estafa.